Logo

Nuestras Publicaciones

¿Por qué hacer testamento?

De acuerdo a lo establecido en el Código Civil, desde el momento de la muerte de una persona, los bienes, derechos y obligaciones que constituyen la herencia se trasmiten a sus sucesores; pero, ¿cómo se determina quiénes son los sucesores?

En términos sencillos podemos decir que los sucesores de una persona serán quienes aparezcan como tales en su testamento o los que sean declarados herederos luego de efectuar un trámite de sucesión intestada.

Respecto de lo primero, dice el Código Civil que por el testamento una persona puede disponer de sus bienes, total o parcialmente, para después de su muerte, y ordenar su propia sucesión dentro de los límites de la ley y con las formalidades que ésta señala.

De acuerdo a lo señalado en el párrafo anterior, es importante saber que mediante el testamento una persona puede disponer de todos o parte de sus bienes, debiendo tenerse presente que la herencia se compone de dos elementos: (1) la legítima -que es la parte que corresponde a los herederos forzosos y sobre la cual no se puede disponer- y (2) la parte de libre disposición -que puede ser (i) un tercio cuando se tiene hijos u otros descendientes o cónyuge; (ii) cincuenta por ciento cuando sólo se tiene ascendientes; o (iii) cien por ciento cuando no se tiene ninguno de los antes mencionados-. El porcentaje de libre disposición, como su nombre lo indica, puede ser destinado por la persona que otorga testamento para los fines que libremente decida, que puede ser mejorar la porción hereditaria de alguno de sus herederos, entregarse a un tercero o utilizarse para alguna obra benéfica, etcétera.

En mi opinión, si bien el testamento otorga la libertad de decidir sobre el porcentaje de libre disposición que corresponda, lo que debiera generar en una persona la mayor convicción sobre la conveniencia de dejar testamento es la posibilidad de ordenar su propia sucesión, evitándole así a sus herederos el costo, tiempo y muchas veces también el malestar de un proceso de sucesión intestada, el mismo que por el propio dolor del fallecimiento, el desconocimiento, o cualquier otra razón, muchas veces no se hace o se realiza mucho tiempo después de la muerte del causante, no pudiéndose disponer de los bienes materia de herencia.

En nuestro país son muy pocas las personas que otorgan testamento; de acuerdo a información publicada por la Superintendencia Nacional de Registros Públicos, el año 2017 se inscribieron sólo 7 228 testamentos, mientras que el número de sucesiones intestadas inscritas fue de 98 318.

Si bien considero que toda persona debería hacer un testamento, quienes mayor motivación debieran tener al respecto son aquellas que no tienen herederos forzosos, quienes pueden disponer del cien por ciento de su patrimonio, puesto que de no hacerlo, el mismo podría llegar a tener como destinatario al Estado.

2 thoughts on “¿Por qué hacer testamento?

  1. En factores legales, la función de un abogado es fundamental, sobretodo pues aunque muy frecuentemente uno intenta defenderse el mismo, no suele ser la opción mejor. Me gusta la manera que tienes de contar estas cosas en tu artículo, gracias por este motivo, un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *